Viaje al punto de salida

Escrito por DoneJakue 25-08-2015 en Viaje al punto de salida. Comentarios (0)


EL VIAJE DE IDA. DOMINGO 24/08/14


Por fin llego el día, hoy parto hacia San Jean de Pied de Port para mañana iniciar el Camino.

Me levanto tranquilo, el tren no sale hasta las 15:30 y tengo ya todo preparado, solo me falta dar el ultimo repaso y desmontar la bici para meterla en el coche porque me llevan hasta la estación.

La despedida es emocionante, voy desde donde me dejan hasta la estación montado en la  bici y me da la sensación de que ya no hay vuelta atrás, esto por fin ha comenzado.

En el tren hasta Pamplona voy prácticamente solo en el vagón y la bici va conmigo, me entretengo charlando con el “pica” que es muy majete.

 

Al llegar a Pamplona toca preguntar un par de veces por donde esta la estación de autobuses ya que voy con el tiempo algo justo y es el único bus que hay en todo el día; además tengo que desmontar lar rueda de delante y empaquetar la bici para poder llevarla en la bodega del bus. Del tren al autobús tardo unos 15 minutos en bici, entro por las murallas y rápidamente identifico alguna zona de Pamplona que ya conocía.

En la estación busco el bus y empiezo a embalar la bici, el chofer me dice que no me lie, que solo va la mía. Aprovecho a comprar agua y unos frutos secos para el día siguiente.

El viaje hasta San Jean es largo pero los paisajes merecen la pena. En el autobús van unos 15 peregrinos mas, la mayoría extranjeros.

Llegamos ha San Jean y toca montar la bici y buscar el albergue. Me doy una vuelta por el pueblo y al fin lo encuentro.

Es una casa antigua, la bici se queda en el bajo y me encamino hacia el piso de arriba. Allí me reciben, me toman los datos y me enseñan mi habitación, la mía es la de 7 personas y esta en el 2º piso; en el 3º hay otra de 4 personas y alguna habitación doble.

También me explican las normas, la principal: cerramos a las 22:00. Como ya son casi las 20:30 me ubico y me voy a dar una vuelta por el pueblo y a buscar un sitio para cenar

 El pueblo es bonito, esta amurallado, pasa un rio y en la parte de arriba tiene una Ciudadela.

 

Lo recorro y a cenar. Antes me tomo una caña por la que me cobran 2,5 € mientras me estudio una carta en francés.
Me decido a cenar unos filetes de porco con patatas y piperrada, de beber cerveza por favor. También me ponen una botella de agua, en Francia tienen la buena costubre de ponerte una botella de agua del grifo totalmente gratis (ademas las botellas suelen ser muy bonitas).

El sitio es muy agradable, tiene una terraza y esta cerca del rio. Me tomo café y chupito patxaran, para digerir.

Me voy corriendo al albergue que me cierran. Ya casi ha anochecido, el pueblo esta muy  bonito iluminado pero desgraciadamente no tengo mucho tiempo para disfrutar de ello.

Ya en la habitación la noche se hace dura, los nervios, el calor, las dudas… no duermo bien. Seré capaz de subir los pirineos con lo poco que he entrenado?